Lady Day en el Rainbow Room

Un sitio que está en el piso 65 de un edificio situado en la Rockefeller Plaza tiene que estar bien sí o sí. El Rainbow Room es de esos sitios que en las guías de Nueva York te dice que visites si tienes ocasión. Y la ocasión se presentó. Vimos que actuaba Ann Duquesnay, a quien obviamente no teníamos el gusto, haciendo un homenaje a Billie Holiday, que entonces ya nos gustaba mucho. Nos quedaban pocos días, regresábamos el sábado, así que convenía ir el jueves, día del estreno. El primer paso era llamar para reservar. Pregunto por el show de Mrs Du-ques-ne (remarcando la ese), la voz me contesta Dú-que-né, pronunciado a la francesa. Al final nos entendimos y reservamos. Había dos opciones, la cara, con cena, y la “barata”, 40 $ por cabeza -cover, lo llaman en el papelito-. Escogimos la “sin cena”. Vestidos lo mejor que pudimos, en mi caso, por exigencias del guión, americana y corbata incluída, una americana de esas de batalla, no muy elegante que digamos, con pantalones vaqueros, y nuestra mochila Mandarina Duck.

Llegamos con antelación, demasiada, pero eso nos permitió que sin querer nos colásemos en un cóctel de inauguración previo. Éramos unos 30. Mayormente negros, vestidos elegantísimos, muy coloristas, muchas de ellas con unos cuerpazos de impresión, se veía que eran gente de la farándula. Un vejete blanco de unos 80 años, con un aire a George Burns, se hacía fotos con las chicas. La estrella era un tipo al que llamaban Izy (pronunciado aisi), que, con ese nombre, y por su aire verdaderamente cool pensé, ya en ese momento, -y aún sigo con la duda- que era Isaac Hayes, el mítico Shaft, últimamente cocinero en South Park. No llevábamos cámara, o sea que no pudimos hacerle fotos. Me quedé con ganas de preguntar, pero no lo encontré de muy buen gusto, “excuse me, who are you?“. Tampco era cosa de llamar la atención, pues al fin y al cabo, aunque nos dimos cuenta cuando llevábamos allí un buen rato, nos habíamos colado. El no ser conscientes de nuestra situación nos daba aplomo. Cuando nos dimos cuenta, ya daba igual, porque éramos parte del grupo. Aunque nadie hablaba con nosotros, nos sonreíamos mutua y cortesmente, la gente nos miraba con cierta curiosidad, blanquitos y por la ropa, el corte de pelo y tal indiscutiblemente europeos, debíamos tener un cierto aire de distinción, o algo así. Es lo bueno de Nueva York. Nadie pregunta. Me tomé tres copas de un excelente champagne. Concluído ese preliminar, que ya valió los cuarenta pavos, pasamos a la sala.

Allí nos juntamos con los de a pie, los que no habían estado en el cocktail. Éramos una clientela variopinta. Algún turista del mundo real, y otros venidos directamente de Wichita o Wisconsin, parejas engalanadas como para la fiesta de su vida, un tipo de aire Tom Jones con novia tipo Barbie. Al lado nuestro una petarda que chasqueaba los dedos, gritaba yes continuamente, y miraba a su novio con aire lánguido mientras sonaba Send in the clowns.

Y la actuación, pues estupenda. Duquesnay, caracterizada como Billie Holiday, cantaba como ella, con esa voz ronca, así que en esa sala, con una banda magnífica, cerrando los ojos te podías trasladar a los años 50, mientras sonaba Stormy Weather o Strange Fruit. Hasta el crítico del New York Times estaba allí ese día

3 comentarios to “Lady Day en el Rainbow Room”

  1. Pollo Tomatero Says:

    Cáspita que momentazo.Envidia suprema,oiga.
    Un apunte,Isaac Hayes CANTABA “Theme from Shaft”.
    Richard Roundtree ERA Shaft.

  2. tacitus Says:

    Cierto. No fue realmente un lapsus, era algo que sabía pero no tenía demasiado presente. Si me hubieras preguntado quien era Shaft, te hubiera dicho es Isaac Hayes. Si me hubieras dicho ¿Shaft era R. Roundtree o I. Hayes? Te hubiera dicho que Roundtree.

  3. pijus magnificus Says:

    debe ser un texto magnífico, a tenor del comentario de pollotomatero, pero mi mirada no se despega del canalillo de la morenita, mejor dicho canalillo. mejor dicho, negra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: