Obras son amores

Y no buenas razones, dice el refrán. Me ha llamado la atención recientemente un par de carteles en obras cercanas a mi casa en los que se informa de quien protege la seguridad, no esa a la que se refiere la Ley de Prevención de Riesgos, sino una más cercana al Código Penal, hurto, robo, estragos … Se trata de una práctica habitual, cercana en realidad a los métodos que emplean en Los Soprano. Pero no se trata de New Jersey, sino de Barcelona, o su zona metropolitana. Recogían el otro día los diarios que se trata de una costumbre de la que no se libra nadie, ni siquiera las obras de la comisaría de El Prat. Se trata, según parece, de una actividad floreciente. La foto la tomé hace ya días. Ayer pasé por delante y el cartel estaba roto. Glups. ¿Habrá ajuste de cuentas aquí al lado? Ya iré informando … o lo vereis en las noticias.

3 comentarios to “Obras son amores”

  1. listenn Says:

    Pronto habrá una guerra a muerte entre los portugueses y los calós, pero pensándolo bien, ¿no son la misma gente?

  2. concupiscente Says:

    solo faltan los rumanos y ya tenemos gitanolandia

  3. tacitus Says:

    No sé, pero el cartel roto es inquietante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: