El maravilloso mundo del fútbol infantil

En los Estados Unidos son famosas las llamadas soccer moms, que acompañan a sus hijos a los entrenamientos y partidos. Aquí como el modelo monoparental aunque extendido no es la regla general, vamos a referirnos -al menos en el título- a los verdaderos protagonistas, los niños. Cuando yo era pequeño jugaba en un equipo del colegio. No recuerdo que me vinieran a ver nunca mis padres, ni los de los demás. No había ese componente actual de mega show para toda la familia.

Mi hijo mayor es futbolero. Hace poco ha cumplido siete años, aunque creo que hasta los cinco o así no empezó a interesarse. Nunca fuí de esos padres que tratan, apenas empieza a andar, de inculcarle el vicio. Como en casi todo, pensé que lo mejor era que fuera él el que decidiera el momento de subirse al carro, si es que ese momento llegaba. Después de Navidades, casi de un día para otro, llegó el momento. Fichaje de invierno. En el poco tiempo que llevo en esto he aprendido que hay una cierta irregularidad en los resultados: 1-8 (en contra), 0-13 (a favor), 4-6 (a favor), 0-3 (en contra), 0-3 (a favor) 1-3 (en contra). Visto así responde a una lógica, ganamos fuera, perdemos en casa. Y a una premisa: en el fútbol infantil no hay enemigo pequeño, o mejor dicho no hay enemigos, y todos son pequeños.

El efecto colateral de todo esto es que mis sábados por la mañana quedan hipotecados, al menos en época de partidos. Tampoco es que hiciera nunca nada del otro mundo, y siempre nos podemos turnar, o aprovechar la mañana si juegan pronto, pero esa es la sensación que predomina. Y luego ejemplos concretos más dramáticos. El sábado pasado por ejemplo, madrugué, me levanté antes de las ocho de la mañana para ir a jugar, o a ver jugar, bajo una lluvia torrencial. Por suerte jugábamos fuera, así que ganamos 0-3. Yo, bueno él, metí el primer gol.

3 comentarios to “El maravilloso mundo del fútbol infantil”

  1. linoleo Says:

    La verdad es que vaya recuerdos me trae leer tu historia, lo malo es que a mi mis padres no me iban a ver ( ya eran muy mayores entonces) … aunque si iban mis hermanos mayores.

    Mola eso de ver que tu cabeceas desde la banda con él. Ten cuidado no te lesiones.

    Un saludo.

  2. no_secret Says:

    Qué buenos recuerdos me has traido! No lo digo por mi etapa de lateral derecho regulero, sino por la posterior arbitrando en fútbol 7 a los pequeños de categoría benjamín. Creo que era Cruyff quien dijo que si al fútbol le quitabas el centro del campo sólo quedaba espectáculo.

    Con los chavales fenomenal, todo muy deportivo, claro que de vez en cuando aparecía algún padre hooligan.

  3. tacitus Says:

    “Creo que era Cruyff quien dijo que si al fútbol le quitabas el centro del campo sólo quedaba espectáculo”.

    Me gusta mucho esa frase, aunque estaba Johan mosca con el espectáculo del sábado pasado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: