AVE

El AVE es un tren con nombre de saludo romano que por la cortedad de miras de nuestra clase política sigue sin enlazar Madrid con Barcelona. Pero de momento llega a Tarragona, que ya es algo. En concreto a la estación del Camp de Tarragona, que como su propio nombre indica está en medio de ninguna parte, al lado de algo que parece la famosa petroquímica. De esa estación tuvimos noticia cuando salió a la luz un conflicto entre taxistas de los pueblos cercanos, por ver quien se quedaba con la exclusiva para recoger a los pasajeros. Muy típico.

El otro día fui en AVE a Madrid. Dos horas cuarenta minutos desde Tarragona. Una gozada. El primer tramo a Lleida, en media hora justa. Luego un rato más a Zaragoza, y antes de que te des cuenta ya estas en Atocha. Por más que el acceso en metro a Madrid desde Barajas esté muy bien, no es lo mismo llegar y plantarte en Recoletos en un momento. De mi casa a la estación tardé una hora más o menos, lo que eleva un poco la duración del viaje, pero comparado con los retrasos de los aviones y los controles absurdos de los que ya hablamos un día, convierte el viaje en muy cómodo. Ya no digo nada cuando llegue a Barcelona.

La clase preferente no es mucho más cara que la turista, y sí mucho más cómoda. Además, regalan 48 horas de parking. Te atienden bien. Primero te dan frutos secos y refrescos, luego de merendar, y además prensa a discreción. Encima, buena parte del camino lo hicimos solos en el vagón. Oteando un poco, el vagón de al lado también parecía vacío. La cosa tenía un aire al pasillo de El resplandor. Y en verdad, parecía que estábamos en una escena de película. El tren fantasma podía haberse llamado.

13 comentarios to “AVE”

  1. trementina Says:

    Clase preferente… pues será cuestión de mirarlo.

    Ahora estan levantando media España porque quieren traer el Ave desde Madrid a Valencia pasando por Murcia y por algún lado más.
    Todo muy bonito pero al final todo serán rayas y más rayas, de carreteras, autovias, autopistas, aves y demás.

  2. Fatpower Says:

    Eso es el “pogreso” trementina, lo que no acabo de entender son esos AVES de corto recorrido, vease Madrid-Toledo, ¿da tiempo a sentarse a tanta velocidad en tan corto espacio? ;P

  3. linoleo Says:

    Yo flipé cuando en el año 91 monté por primera vez en el TGV Francés, aquí aun iban en vagones de tercera y aquello volaba.

  4. bowi Says:

    claro que sí, chicas, donde esté una carretera sin asfaltar y viajar en carromato, que se quite el progreso!

  5. trementina Says:

    Si, a veces no se sabe donde nos llevará el progreso… siempre he pensado que el progreso es para bien, aunque cuando esta en manos de esos políticos que solo saben insultar al de al lado y llenarse el bolsillo, es cuando da miedo hacía donde nos lleva el progreso.

  6. Fatpower Says:

    Hace siglos que no monto en tren, es bastante posible que este mismo fin de semana lo vuelva a hacer, posiblemente muchos recuerdos me inundaran, posiblemente nada será como antaño…

  7. bogui Says:

    en peru no hay tren, sólo una linea pero es la que va a machu pichu cuellar

    eso sí, esto hace que existan compañias de bus de largo recorrido que le pegan mil vueltas a las españolas… claro que ser mejor que ALSA no es muy difícil

  8. bogui Says:

    especifico: es la linea que va de puno a machu pichu, vamos, del titicaca a macchu, para que lo entendais; no de lima a macchu picchu como se podría malenteder por mi anterior mensaje

  9. Fatpower Says:

    Dicho y hecho el domingo por la tarde vuelvo a montar en tren despues de muchos años, Madrid Puerta Atocha – Monfragüe en el Talgo, lo mismome emociono y todo…

  10. tacitus Says:

    Pues ya sabes, fat, escribe una crónica.

    Bogui, gracias por la aclaración.

  11. bowi Says:

    como anécdota puedo contar que la primera y última vez que vi nieve de cerca, fue en el altaria de alicante a madrid, cuando pasaba por harvardcete

  12. mellamopersona Says:

    ains, la clase preferente… qué pesados son. cierto que te miman, pero están cada dos por tres que si aoperitivo, que si desea usted denar, que si quiere un licor… la clase preferente no es para poder dormir, la verdad…

  13. Fatpower Says:

    Pequeña crónica de un viaje en tren.

    Bueno pues ayer volví a montar en tren después de unos 17 años de espera, hay cosas que han cambiado radicalmente como por ejemplo la Estación de Atocha, quien la ha visto y quien la ve, joder han plantado un bosque tropical donde antes había andenes y encima ahora hay hasta zona de embarque, una lastima que no te puedas despedir de los tuyos en la puerta del vagón.
    Respecto al viaje, no estuvo mal, mucho militar parta variar aunque ahora son profesionales (jijiji), algunos paletos de los de boina “enroscá” y como siempre el tren llegó al destino con retraso, no demasiado pero se ve que hay cosas que nunca cambian…

    P.D: Eche de menos esas cajas atadas con cuerda y rebosantes de chorizos y grasa, pero creo recordar que eso era siempre en los viajes de retorno a la capital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: