El bloqueo del escritor

Cuando empecé con esta historia, tenía unas cuantas ideas sobre temas que escribir. Esperé a tenerlas más o menos construidas y luego ya me lancé sin muchos problemas. Alguna vez pensé que a lo mejor se me acababan las cosas para contar, o al menos de la manera en que las quiero contar. De momento no me ha pasado, supongo que gracias a llevar un ritmo pausado, pero constante, otra de las dudas que tenía al empezar. Así que he aprovechado este tiempo para ir acumulando un poco de materia prima para el invierno, y es que aunque yo he sido siempre bastante cigarra, también tengo detalles de hormiga.

De todos modos, estos días me he acordado del llamado bloqueo del escritor, aunque sea de blogs. ¿Qué escribo?. Supongo que hay un momento en que uno no sabe qué poner, y siempre tiene un recurso. El llamado bloqueo del escritor es a la vez el problema y la solución. Escribir sobre el bloqueo del escritor es una especie de comodín, que algunos pueden usar con acierto varias veces, y que en algunos casos sirve de hilo conductor para hacer una gran obra. Podemos poner algunos ejemplos: el celebrado 81/2 de Fellini, el Barton Fink de los Coen, donde ver sudar a Turturro nos incomoda tanto como a él, sin olvidar a un experto en la materia, Woody Allen, que construye en torno al bloqueo del escritor películas como Recuerdos, Desmontando a Harry, e incluso Balas sobre Broadway, con un excelente John Cusak y un genial Chazz Palmintieri, en una película que según escribo esto me apetece revisar.

3 comentarios to “El bloqueo del escritor”

  1. Bela Says:

    Había una anécdota buena sobre “writer’s block” del cantante de U2. Al parecer, en la escuela le hablaron de la época en la que William Butler Yeats sufrió ese bloqueo. El bueno de Bono en vano le preguntó a su profesor de literatura que por qué demonios no escribía sobre ello mismo.

  2. tacitus Says:

    Cuando Bono era solo Bonito ya se le intuían recursos, supo ver que existía ese comodín. No conocía esa anécdota

  3. linóleo Says:

    Te entiendo, y ahora que yo también soy bloguero lo entiendo mejor, hay que esperar que las cosas te llenen y te lleguen para después poder contar algo. Los descansos son estupendos para seguir un poco más, me alegro un montón de tu vuelta al ciberespacio.

    Un saludín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: