Paris desde el río 1½

Hace cerca de año y medio empecé con una historieta titulada Paris desde el río. Año y medio después volví a Paris, y volví a verlo desde el río. En algunos aspectos puede decirse que hemos mejorado. Ahora incluso tengo un móvil que hace fotos, y alguna vez tenía que utilizarlo. Además, esta vez fuí en la flota fetén, no sin cierta nostalgia de otros tiempos peores, los tiempos de las vedettes.

Subí a la Torrre Eiffel, cosa que en mi anterior visita no había hecho, y que sinceramente, es de esas cosas que solamente sirve para decir que lo has hecho. Porque sí, vale, hay una buena vista de Paris, pero realmente tampoco es para tanto. Las colas, el gentío, el hecho de que desde el Sacré Coeur se tenga una panorámica semejante, son algunas razones para ponerlo en la lista de cosas que no hace falta hacer ni siquiera una vez si visitas Paris.

A pesar de que la visita no fue muy larga, era la primera parada del viaje, le saqué provecho. Por ejemplo, estuve en Versalles. Al volver me he informado un poco más, porque uno se da cuenta que sabe tres o cuatro tópicos o lugares comunes sobre determinados acontecimientos, y que desde luego, no hay nada mejor para despertar el interés por la historia que visitar sitios históricos.

Estar alojado en un barrio distinto que en mi visita anterior fue bueno, pues aunque estuve de nuevo por algunas zonas, por regla general visité sitios totalmente distintos. Repetí, y me alegro, el paseo en torno a Notre Dame y la Ille de la Cité. Como novedad, por decir una, la visita a la Place des Vosges, que hizo honor a la fama que la precedía como una de las plazas más bonitas del mundo.

Por tierra, mar y aire. Debo confesar que sí me pareció sorprendente ver Paris desde el aire, en concreto desde el avión de regreso, en una larga vuelta, parecía que el piloto se recreaba, con la torre Eiffel de referencia. Una panorámica nocturna fantástica, a vista de pájaro ciertamente.

Y volviendo a lo de ir en barquito por el río … pues casi estaría en la lista de cosas que con una vez ya vale. Pero ya se sabe, donde manda patrón no manda marinero. El recorrido era incluso un poco más largo, era de día y no de noche … y poca novedad más. De todos modos, no lo digo muy alto, creo que con dos veces basta.

2 comentarios to “Paris desde el río 1½”

  1. Super yo Says:

    Quizas sea porque estudie en un colegio que tenia educacion francesa, o porque vivo a 14.000 Km, o tal vez porque sea uno de los simbolos/monumentos/construcciones mas importantes del siglo XX, pero cuando en el verano del 2005 pude ver con mis ojos (y no por foto) la torre Eiffel quede paralizado, senti una especia de energia que fue dificil de explicar.

    Creo que el recorrido previo ayudo, y el hecho de venir caminando por las magicas calles parisinas tambien ayudo bastante, pero ir descubriendola lentamente entre los edificios y arboles para vernos luego frente a frente, fue magico.

    Un saludo y disculpa tanto delirio junto.

    😉

  2. tacitus Says:

    Leer “tanto delirio junto” es seguramente la razón mas importante para seguir contando cosillas aquí.

    Hay monumentos o sitios emblemáticos que decepcionan algo al verlos. La Torre Eiffel no es de esos. Para mi gusto es más bien de la categoría “mejor de lo que me esperaba”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: