Comprad, comprad mis hermosos jabalíes

Creo que a todos nos pasa. Oir hablar de un jabalí y acordarnos de Obélix. Durante años de pequeño imaginaba que el jabalí debía ser el manjar más delicioso. Con el tiempo me enteré que no era tan bueno, que en realidad su carne es dura y no muy sabrosa. Pero no deja de quedarme una sombra de duda. Será que no lo saben cocinar tan bien como en la tribu de galos irreductibles.

Las montañas cercanas a Barcelona están llenas de jabalíes. Bueno, decir lleno quizás es un poco exagerado, pero solamente un poco. En la sierra de Collserola se reproducen como conejos, se acostumbran a la presencia humana, y con toda naturalidad se acercan a núcleos urbanos. Se cruzan en la carretera con relativa frecuencia. Yo conozco un par de personas que han tenido encuentros funestos con jabalíes. Funestos para el jabalí, que suele salir muy mal parado, y funestos para el coche. Un vecino que madruga para hacer footing se ha encontrado un par de veces jabalíes rondando. Para que luego digan que madrugar y hacer deporte es bueno.

Otras veces, como en este de la foto, solamente quieren jugar un rato, ahí va ese directo al columpio. O acabamos adaptándolos como animales de compañía, o nos convertimos a la dieta Obélix. Al fin y al cabo, no es ninguna idea descabellada. En Japón hay medusas de 200 kilos, y una de las soluciones para acabar con los problemas que ocasionan es hacerlas formar parte de su dieta.Si no puedes con ellos cómetelos, o llévalos al parque.

3 comentarios to “Comprad, comprad mis hermosos jabalíes”

  1. elopositor Says:

    Seguro que se convierten en una especie de nuevas palomas. Los veréis por todos los parques de Barna con total tranquilidad y le echaréis de comer desde los bancos. Y es que la adaptación ha llegado hasta tal punto que ya es insostenible, ayer en la calle tuve que dar un rodeo para poder pasar porque 3 ó 4 palomas me impedían el paso. Ya no se asustan y salen volando. Tengo miedo, de verdad.

  2. Heleatletica Says:

    y alguien dirá que tiró a unas crías de jabalí (jabatos, lo sé por el trivial) a una alcantarilla y que ahora Barcelona es como un queso gruyere lleno de jabalís. Y habrá una rebelió orwellana y los jabalís se quedará con las masías y el pantumaca nunca más llevará jamón. bueno, vale, voy parando

  3. linoleo Says:

    … Yo pienso como tú , esos jabalíes que se comía Obelix tenían que estar de rechupete, ni duros ni nada.

    un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: