Eppur si muove

Si Leonardo viviera hoy en día, yo creo que le gustaría el fútbol. Y a Galileo también. Así que aunque no tenga mucho que ver, o a lo mejor por eso, se me ocurre esta frase, “y sin embargo se mueve”. Ahora mismo debería estar de camino al campo, pero he dejado que otros disfruten que también se lo merecen. Con independencia de lo que hagamos en los próximos partidos -que no lo sé pero estoy seguro de que será bastante bueno- ya puedo afirmar que algunos de los mejores momentos de los últimos días me los han dado ellos. Y yo me pregunto, ¿a mí qué más me dará que veintidos tíos corran detrás de una pelota -de un balón redondo por usar una expresión relativamente común-?. Pues sigo sin saberlo bien, no es un tema meramente estético, hay un montón de cosas más bonitas. Tampoco es que me afecte demasiado personalmente. Quiero decir, yo no juego, ni nadie que yo conozca. Los jugadores son todos más jóvenes que yo. Creo que debe hacer un año  desde que se retiró el último jugador de primera que era mayor que yo. Hasta el entrenador de mi equipo es un poco más joven que yo. Eso me aleja un poco de ellos. Los ídolos de uno tienen que ser mayores que uno. Es una ley natural. Por eso me alegra de que mis músicos favoritos sigan en activo, y me sigan llevando 9 años o 18.

Otro día hablaré de que el fúbol pese a su inmutabilidad, sí se mueve. A su ritmo. De que las cosas que eran esenciales en un momento concreto luego dejan de serlo. Ahora se juega con quince o veinte balones. No hace tanto, para cambiar el balón había un conciliábulo en medio campo del que formaban parte capitanes, árbitro y algún otro que se colaba en la reunión. El año que viene apuesto a que habrá más equipos que viajen el mismo día del partido. También hablaré -las teorías conspiratorias no pueden faltar- sobre las mentiras de las estadísticas, calculadas siempre sobre 90 minutos cuando es sabido que los partidos duran unos cuantos más. ¿Record de imbatibilidad de 540 minutos? Ja.

Esta entrada ha sido escrita de un tirón, en unos veinte minutos, oyendo la previa, y con un extraño pero agradable -y hasta cierto punto absurdo- cosquilleo en el estómago. En un momento empezará el partido. Galileo hubiera mirado fijamente la pelota, y al sonar el pitido inicial hubiera podido pensar eppur si muove.

Anuncios

5 comentarios to “Eppur si muove”

  1. listenn Says:

    Es admirable que te prepares los textos.
    Yo soy incapaz, así que el nivel literario es ínfimo.
    Y no son ídolos, son héroes de la patria blaugrana…

    Je, je, je, je…

    • tacitus Says:

      Bueno, suelo apuntar algo en borradores cuando se me ocurre la idea, el título, busco una foto o algo, y luego empiezo a escribir, normalmente lo dejo que repose un poco, y luego lo completo en un segundo repaso (si no me gusta como queda lo dejo reposar un poco más). Rara vez me pongo y lo escribo del tirón.

  2. linoleo Says:

    Cada vez mas alejado del futbol me siento y no por lejania geografica, aunque estando aqui he llegado a entender porque a los yankees no les gusta el “soccer”. Y eso que el futbol americano a mi me parece muy lento, y demasiado tactico, pero eso de que aqui no haya empate nunca es lo que les mola, eso y las hostias, la espectacularidad que tiene con armadura y todo y el paripe que montan, esa manera de organizar un evento no la he visto yo ni en la final de copa de Europa.

    El futbol europeo sin apenas contacto fisico y con la pelota de un lado para otro todo el rato les aburre y eso que en los colegios y sobre todo las chicas lo hacen muy bien, pero al llegar a mayorzones, lo que les mola es ser un gladiator moderno.

    Suerte en esa finales.

  3. tacitus Says:

    Gracias Lino, ya llevamos una. Supongo que lo bueno de star fuera -más en la era de internet- es que tú tienes mucha más capcidad de elección sobre lo que te quieres informar, o seguir. Aquí el bombardeo informativo con la final ha sido excesivo … aparte muy poca imaginación

  4. listenn Says:

    Si lo que los yankees buscan es peña repartiendo estopa, no entiendo como no les gusta el balonmano, que más que contacto físico, hay impacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: